Bolsa de viaje sin ruedas

Las bolsas de viaje sin ruedas son más versátiles de lo que crees, comparadas por ejemplo con las maletas rígidas. Para empezar, demostrará que tienes cierta personalidad y que no eres ‘como el resto de las personas’ que eligen una típica maleta para sus viajes.

Además, no solo se pueden usar para subir a un avión, sino que combinan con unos jeans o unos leggins, si es que trabajas como freelance o eres de hacer ejercicio a diario.

Pero más allá de lo estético, lo cierto es que las bolsa de viaje sin ruedas tienen una gran capacidad para poder guardar todo lo que desees, sobre todo si no sabes cuánto comprarás en tu próximo viaje o que cosas te traerás de recuerdo.

Incluso si usas tu bolsa de viaje para ir al gimnasio, en el camino de regreso puedes guardar la chaqueta o hasta una bolsa de la compra.

Gracias a los compartimentos exteriores puedes guardar las llaves, la cartera o el móvil sin temor a perderlos… ¡Tienen cremallera!

Por lo tanto, una bolsa de viaje sin ruedas es perfecta para viajes o para la vida cotidiana, puedes comprarla y usarla en cualquier ocasión. Cuando no la necesitas, la doblas por la mitad y casi ni ocupa espacio. ¡Son todo ventajas!

Mostrando los 13 resultados